7 nov. 2007

L.A. - Barstow

El día comenzó de forma un tanto extraña, nos dirigimos desde el hotel hacia las playas de Santa Mónica y digo que fue extraño porque salió un día nublado y ya por la playa nos comenzó a gotear.

Muelle de Santa Mónica

Riders en santa monica

Desde la playa de Santa Mónica nos dirigimos hacia la zona de Malibú y comenzamos a cruzar algunas de las zonas que el fuego había arrasado horas antes, con un olor muy fuerte a quemado; Desgraciadamente la carretera tenía muchas curvas y no encontré un sitio apropiado para parar con la moto y tomar alguna foto, así que no hay fotos de las zonas quemadas.

Montañas de Malibú

Las carreteras de Malibú, las autopistas de Los Ángeles y la carretera de montaña que atravesamos después de Malibú, me provocaron la extraña sensación de algo familiar, la sorpresa es porqué me resultan familiares: Estoy seguro de que son la fuente de inspiración de la mayoría de videojuegos de la saga Need For Speed, especialmente encontré similitudes en esta zona de los títulos high stakes, NFS2, NFS3, carbon y most wanted. En otras zonas más desérticas y en los parques naturales encontré similitudes con otros de los títulos need for speed; Y pensaría que es una idea excéntrica si no fuera porque de camino a devolver las motos en los ángeles, pasamos por un par de edificios de Electronic Arts (la productora del juego) en el que imagino se programan estos juegos, así que es obvio que deben inspirarse en carreteras cercanas como las que he mencionado.

Curvas


La moto de la foto es una Harley Davidson Road King, que a mí me parece genial:
Carretera de montaña

Después de bajar las curvitas con la harley -alguno cuenta que en USA son unos mariquitas y eran capaces de ir delante de una cbr 1000 con sus harleys, yo desde luego no-, nos adentramos ya en una zona mucho más árida, puro desierto.

La blanquita en su primer desierto

Aquí vimos el primer tren de mercancías que parecía no tener fin, mirándolo de izquierda a derecha no eramos capaces de ver el tren entero y eso que se encontraba a 1km de nosotros por lo menos.
En la foto, no se ve todo el tren que se podía ver a simple vista, pero sirve de muestra:
Tren de mercancías en el desierto

Adentrándonos en el desierto, nos acordamos de lo que pica el sol en California, eso sí, no sudamos tanto como en LA porque aquí la humedad es inexistente. Así que a unas 80millas paramos a repostar, cuerpo y mente.

Repostando

A partir de este punto, descubrimos con son la mayoría de carreteras en USA: RECTAS
Millas y millas de recta sin ningún atisbo de curva, pero, eso sí, las highway patrols siguen encontrando sitios donde esconderse con los radares para cazarnos infragantis. Lo que pasa es que por bien que se escondan, el coche patrulla se sigue distinguiendo a medio kilómetro -a pesar de las vibraciones de la harley-.

Después de tanta curva, lluvia y recta desértica, nada como entrar en un restaurante mexicano para reponer fuerzas y llenar el estómago:

Mexican Food

Y un ligero postre bajo en calorías:
Postre Mexicano
Alucinamos un poco de que nos dieran de comer a las 3 de la tarde, y todavía más de que el sitio se fuera llenando de gente poco a poco, preguntamos y resulta que la gente entraba para CENAR!!!
A parte de eso, también nos llamó la atención la decoración del local, muy cuidada, todo pintado en colores vivos, hasta el secador de manos del baño!!! En cambio, con tanta madera trabajada y tanto color, las sillas metálicas no pegaban ni con cola; Y no es que yo me haya vuelto decorador de interiores gracias a CCC, sino que las sillas eran metálicas por una razón mucho más práctica: El 90% de la clientela del local sufría obesidad galopante; Veíamos cómo la gente pedía más de un plato, como si aquello fuera un bufé libre y nosotros no pudimos ni acabarnos nuestro único plato y pedimos UN postre para los cinco para compartir, más por gula que por hambre.

Bueno, a pesar de la modorra del banquetazo, nos pusimos rumbo a Barstow para pasar la noche, que es lo mismo que decir rumbo a un punto en medio del desierto, porque eso es lo que hay en Barstow: Desierto.
Para la cena, fuimos a un lugar mítico de la Route66, el Café Baghdad, lugar donde incluso se rodó una película con el mismo nombre. El sitio es muy propio, muy americano y todo eso, digno de parar a verlo y hacer algunas fotos, PERO, no vayais a cenar allí!!!

Motos en el bagdad Café

"comida" en el bagdad

Y nada, después de la cena en un lugar tan mítico, a dormir todos en el primer motel de carretera, como los de las pelis americanas -pero sin asesinos en serie-, cada uno aparca su vehículo a la puerta de la habitación.

Ale, todas a dormir

No hay comentarios: